Make your own free website on Tripod.com

EL SIMBOLISMO DE

LOS GRADOS DEL ZODIACO

Charubel

Acuario

 

 

Grado 1: Un hombre, detenido ante el cruce de dos caminos, parece no saber  por cual debe seguir. Vaticina un carácter débil. Alguien que no adelantará en la vida debido a sus vacilaciones.

 

Grado 2: Un gran tronco de árbol cubierto por el musgo. Este es un grado romántico. Esta persona sobrevivirá a todos los miembros de su familia y probablemente será el último de su estirpe.

 

Grado 3: Un combatiente con su brillante armadura y su espada desenvainada persiguiendo a una multitud de salvajes. Alguien, con grandes habilidades ocultas, que deberá llevar a cabo una misión determinada. ¡ Anda y conquista!

 

Grado 4: La letra “T”. Alguien cuyas fuerzas interiores no son comprendidas y que no será popular en este siglo. Aparentemente un niño, pero en su fuero íntimo un verdadero gigante. “De ellos es el reino de los cielos”.

 

Grado 5: Un cerezo totalmente en flor. Alguien muy precoz cuya genialidad promete mucho desde temprana edad. Sin embargo, pocas veces alcanzan a llegar a la edad senil.

 

Grado 6: Dos toros trabados en lucha. Una persona insociable, intolerable y que con todos tiene problemas debido a que en lugar de hablar, disputa siempre llegando a perder el control de sí mismo. Un crítico exagerado.

 

Grado 7: El cetro y la corona. Alguien que está autorizado a disponer de más de lo que posee. Alguien que cuenta con fuerzas ocultas acerca de las cuales él no tiene real conciencia.

 

Grado 8: Un mapa astrológico, pero de forma cuadrada.  Una persona aficionada a la astrología, muy justa y de muy buen corazón.

 

Grado 9: Un campesino, un carro y su caballo. Se trata de una persona de poca ambición y totalmente conforme con su suerte.

 

Grado 10: Una ruina : restos de una antigua muralla provista de una puerta abovedada. Un amante de todo lo antiguo, un arqueólogo, alguien que encuentra el mayor placer con lo del pasado y al que poco interesa el futuro o lo que vendrá.

 

Grado 11: En el aire, por encima de una multitud, explota un cohete. Alguien que buscará la popularidad y habrá de obtenerla, aunque transitoriamente.

 

Grado 12: Un sepulturero cavando una tumba. Una persona retraída y antipática que parece encontrar satisfacción en las desgracias ajenas.

 

Grado 13: Una habitación amueblada con muy buen gusto y que en su centro dispone de una mesa redonda sobre la cual se observa una vela grande. Una persona que ama lo hogareño y que está orgullosa de su hogar.

 

Grado 14: Un espejo de forma ovalada. Alguien de mente marcadamente impresionable y que, sin embargo, retiene poco en ella.

 

Grado 15: Un faro edificado sobre una roca elevada. Una persona que posee una gran intuición. Quien tenga este grado en el Ascendente deberá prestar a su intuición la mayor atención pues dichas sensaciones son expresión de lo divino a través del hombre.

 

Grado 16: Un mar borrascoso y un barco que está siendo llevado hacia uno u otro lado por las olas. Esto vaticina a alguien que siempre habrá de vivir en estado de inseguridad, que deberá pasar por muchos cambios y por severas pruebas. Su destino no es otro que la lucha por la existencia.

 

Grado 17: Un hombre desnudo y una serpiente enroscada en la parte inferior de su cuerpo. Se trata de un grado de vicio y alude a alguien de costumbres y acciones impuras. Aquel que posea este grado en su Ascendente deberá procurar conocerse a sí mismo para tratar de dominar a su naturaleza inferior.

 

Grado 18: Un hombre con muletas. Un grado desafortunado que se refiere a alguien que habrá de padecer de deformidades o enfermedades en las piernas o pies.

 

Grado 19: Un hombre, sentado ante un escritorio provisto de libros comerciales, posee cejas prominentes, cabellos oscuros, frente despejada y ojos oscuros y vivaces. Se refiere a un comerciante o a un especialista en contabilidad.

 

Grado 20: Un hombre está tocando el violín. Hace referencia a un músico que no carecerá de talento y a un brillante violinista.

 

Grado 21: Un hombre con hábito religioso, cabello largo y barba. Señala a alguien que experimenta predilección por la soledad. Una persona reservada, un verdadero anacoreta con especial inclinación hacia lo religioso.

 

Grado 22: Una dama de cara redonda, piel clara, cabellos castaños y ojos azules ocupándose de su arreglo personal. Este es un grado de belleza. En ambos sexos, quienes lo posean en su ascendente serán siempre admirados.

 

Grado 23: Tres hombres dentro de un bote ; dos a un costado y el tercero en el otro costado de la embarcación. Alguien que tendrá que luchar mucho contra las rivalidades y oposiciones cualquiera sea la posición que ocupe o las tareas que realice.

 

Grado 24: Un hombre con sus brazos cruzados está ajeno al peligro que le acecha puesto que detrás suyo y en actitud de apuñalarle se encuentra otro sujeto. Señala a alguien que siempre estará en peligro a causa de enemigos ocultos y que finalmente podrá ser muerto por alguno de ellos sin causa que justifique el hecho.

 

Grado 25: Un antiguo bombeador de madera y junto a él un hombre mueve la  manivela brindando agua a numerosas personas que se han acercado para llenar sus vasijas. Se refiere a alguien que hace ostentación de una gran bondad mediante obras de caridad.

 

Grado 26: No existe ningún símbolo para este grado. (Grado misterioso que corresponde a la cuarta dimensión). Un grado misterioso que corresponde a la cuarta dimensión. Alude a alguien que posee “algo” que no tiene el resto de los humanos.

 

Grado 27: Un abanderado. Un probable conductor de masas, un personaje público o, tal vez, un reformador.

 

Grado 28: Una linda casita de campo, con techo de pajas, en el medio de un valle alpino. Señala a un verdadero hijo de la naturaleza; a alguien que probablemente nunca acabará adaptándose a las costumbres de la sociedad.

 

Grado 29: Un hombre con su tórax abierto y a través del desgarro puede observarse su corazón agrandado y lleno de sangre. Se trata de un grado de cuidado. Señala a alguien que deberá pasar por muchas pruebas aflictivas y que finalmente podrá morir de alguna enfermedad del corazón.

 

Grado 30: Un llamativo rayo de sol llega hasta un hombre que está sentado sobre un banco de madera, al pie de un frondoso árbol. Se trata de un grado afortunado. El que lo tenga en su Ascendente no encontrará obstáculos y la riqueza fluirá hacia él. Sin embargo vivirá siempre solo, para sí mismo, y solo excepcionalmente efectuará alguna obra de caridad.