Make your own free website on Tripod.com

EL SIMBOLISMO DE

LOS GRADOS DEL ZODIACO

Charubel

Escorpio 

 

Grado 1: Un corazón. Confianza, devoción y desinterés, pero podrá ser bastante influenciable por otras personas.

 

Grado 2: Una calavera humana. Místico, penetración muy profunda y aficionado a las ciencias ocultas. Es posible que caiga en estados melancólicos.

 

Grado 3: Un triángulo. Significa aptitudes múltiples y, además una gran fuerza de carácter. Se trata de una persona que llegará a adquirir un nombre en este mundo; una gran mentalidad, en la que predominan las condiciones morales y que acaba ganándose el respeto sin ninguna clase de arrogancia.

 

Grado 4: Un triángulo doble. Significa gran fuerza de voluntad. Un mago.

 

Grado 5: Una hoja de trébol. Fe, esperanza y caridad son sus detalles característicos. Alguno que forja nuevos planes para el beneficio público y en provecho de la sociedad.

 

Grado 6: Un monstruo con dos caras (parecido a Jano). Significa doblez y engaño. Un difamador.

 

Grado 7: Un niño desnudo con una corona sobre su cabeza y un cetro en su mano. Indica inocencia combinada con una gran nobleza natural. Augura grandezas para el futuro.

 

Grado 8: Un cometa (parecido al de 1882). Señala un carácter caprichoso y excéntrico. Sin embargo, el nativo llevará a cabo una gran acción en su vida.

 

Grado 9: Un haz de espigas. Se refiere a un práctico benefactor de la Humanidad, a un miembro respetable de la sociedad humana.

 

Grado 10: Una brújula de un barco. Gran intuición y gusto por los estudios secretos. Alguien que hará revelaciones.

 

Grado 11: Un cordero alejado de su madre, pero mirando hacia  donde ella se encuentra. Señala a alguien con un gran amor filial. No puede ser dichoso sin una persona a quien querer o que lo quiera.

Grado 12:  Un toro está rasgando la tierra con sus patas. Señala a una persona que quiere tener todo cuanto desea. Vivirá en permanente disgusto.

 

Grado 13: Un zorro sentado sobre sus patas traseras. Se refiere a alguien cuyas tendencias son siempre algo egoístas. Podría tratarse de un buen estratega.

 

Grado 14: Una paloma. Inocente e inofensivo, con un gran valor moral. Alguien que piensa y actúa más con el corazón que con la cabeza. Un verdadero amigo y un amante sincero.

 

Grado 15: Un templo circular provisto de un techo puntiagudo. Esto señala a una persona que ve con simpatía la observancia externa de los ritos religiosos. Muy supersticiosa en lo que se refiere a sus misterios.

 

Grado 16: Una llama roja elevándose a gran altura. Se refiere a una persona de aspiraciones ardientes y a un entusiasta del movimiento que defiende. Un amigo verdadero y un fracaso adversario.

 

Grado 17: Una mujer desnuda. Se refiere a una persona voluptuosa y que, hasta cierto punto, podrá verse dominada por bajas pasiones.

 

Grado 18: Un hombre con una balanza en la mano y una espada en la otra. Una persona correcta, aunque con cierta inclinación a la severidad.

 

Grado 19: Un dragón con muchas cabezas dispuestas en círculos y sus garras hacia adelante. Señala a alguien que puede caer como la peste y el terror para la sociedad. De no llegar a ser dominado por medio de la bondad será una verdadera maldición para sus parientes y conocidos. Este es el grado maldito entre los llamados signos malditos, pero podría tener en sí su finalidad.

 

Grado 20: Dos hombres provistos de espadas haciendo práctica de esgrima. Un duelista, un luchador, un acróbata. Alguien que no admite rivales. Un formidable oponente.

 

Grado 21: Un hombre en medio de un grupo de niños que están jugando. Gran sencillez en sus modales. Alguien que gusta de los niños y experimenta satisfacciones infantiles.

 

Grado 22: Un hombre sujetando a una gallina por su cuello y en actitud de rompérselo. Una persona cobarde y perversa. Alguien que habrá de aprovecharse de los débiles y los desamparados.

 

Grado 23: Una luna en cuarto creciente. Señala a alguien que tiene predilección por los cambios: un especulador. Alguien optimista en cuanto a sus esperanzas y su futuro. Afortunado en todo.

 

Grado 24: Una mujer que llora sentada sobre la loza de una tumba. Una persona sensible y compasiva a la que la fatalidad hará sufrir muchas penas como consecuencia de la muerte de sus amigos. Alguien que ama tanto al lado oscuro de la vida como a la luz del sol.

 

Grado 25: Una bandera blanca desplegada llevando impresa en rojo una Cruz de Malta. Una persona noble, bien intencionada y de propósitos claros. Habrá de sufrir mucho, pero finalmente triunfará sobre todas sus dificultades venciendo a sus enemigos.

 

Grado 26: Un topo. Una gran individualidad, aunque muy reservado y decidido. Alguien que detesta la publicidad.

 

Grado 27: En el ascendente y con buen horóscopo, se tratará de una persona poco común. Cuando este grado esté en el ascendente, y las otras características del horóscopo sean buenas, se tratará de una persona poco común. Alguien que habrá de distinguirse desempañándose activamente en la vida pública y ejerciendo gran influencia sobre la Humanidad.

 

Grado 28: Un tigre agazapado y a punto de saltar sobre una presa. Una persona vengativa, traicionera y perversa. Este grado equivale a una mala conjunción de Saturno y Marte.

 

Grado 29: Un hombre provisto de arco y flecha está a punto de dispararla hacia un blanco lejano. Un cazador, hábil, entendido y apasionado de la caza. Un individuo noble, amable y con éxitos en la vida.

 

Grado 30: Un hombre con armadura completa, yelmo en la cabeza y lanza en la mano. Alguien que gusta de la carrera de las armas y que, físicamente bien dotado, llegará a ser un buen militar.